Chat with us, powered by LiveChat

En respuesta a la normativa antimonopolio de la Unión Europea y tras una multa récord de 2700 millones de dólares contra Google por favorecer su propio contenido, el gigante de las búsquedas está introduciendo algunos cambios en la forma en que gestiona los resultados de Google Shopping en la Unión Europea.

A partir de hoy, los servicios/motores de comparación de precios (CSE) como Kelkoo, Shopzilla y Twenga podrán publicar anuncios de listados de productos en los resultados de Google Shopping tal como actualmente hacen los minoristas.

La normativa de la CE daba a Google un plazo de 90 días para encontrar una solución que proporcionara el mismo trato a los CSE a riesgo de tener que hacer frente a nuevas multas. El plazo ha concluido. La CE no cuenta con un proceso específico de aprobación, pero Google cree que los cambios que está realizando garantizan su cumplimiento de la orden.

¿De qué modo está cambiando la licitación?

El mayor cambio no es en cómo se muestran los resultados, sino en quién compite en la licitación.

Los CSE competirán en la licitación entre sí y contra Google Shopping.

Tal como se informó previamente, Google Shopping operará como una unidad de negocio independiente con un equipo separado en la UE que se ocupará de su propio presupuesto operativo. Deberá obtener beneficios y se someterá regularmente a controles por parte de la Comisión para garantizar que la unidad compite en igualdad de condiciones.

Todos los slots publicitarios estarán disponibles para todos los postores; no se reservarán slots publicitarios para Google Shopping ni para los CSE.

Esto despierta muchas preguntas sobre cómo se materializará para los vendedores ahora que Google Shopping y los CSE en realidad están pujando por ellos mismos.

Es probable que un porcentaje importante de vendedores participen en Google Shopping y en como mínimo uno o varios CSE. La visibilidad en Google Shopping dependerá ahora no solo de la propia puja y las métricas de calidad del vendedor, sino también del rendimiento de una determinada consulta para Google Shopping y los CSE. Las pujas de Google deberán tener sentido para el propio Google como vendedor, tal como sucede con los CSE.

Será interesante ver cómo afecta esta nueva dinámica de pujas a las estrategias de puja propias de los vendedores.

Sabemos que se han instaurado controles para evitar que los vendedores que publican anuncios a través de Google Shopping y que participan en los CSE puedan pujar por ellos mismos para una determinada consulta.

¿Qué cambios están experimentando los resultados de los anuncios de compras?

Tal como muestra el ejemplo anterior, los anuncios aparecerán con el nombre del servicio que se encarga de servir el anuncio, ya sea Google o un CSE.

Los propios anuncios enlazan con la página del producto en el sitio del minorista, tal como hacen ahora.

Al hacer clic en “”By Kelkoo”” o en “”By Google””, por ejemplo, el usuario accede a los resultados para el producto en el motor en cuestión. Ya no existe el enlace “”Shop for … on Google”” en la parte superior de los resultados de compra.

¿Qué más debe saber acerca de esta actualización?

Solo afecta a los resultados de los países de la UE en los que está disponible Google Shopping: Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Alemania, Francia, Italia, Irlanda, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino unido.
Un grupo de CSE han estado probando la nueva oferta y se encuentran actualmente a la espera de empezar a mostrar anuncios. Otros CSE pueden empezar a utilizar el servicio hoy mismo.
Los CSE cargan sus canales de productos en el Merchant Center de Google del mismo modo que ahora lo hacen los minoristas.
Los canales de los CSE deben cumplir los mismos requisitos de datos que los canales de los minoristas.
Google sigue adelante con su apelación contra la normativa de la UE. Dicho proceso podría durar años.

Este artículo se ha reproducido con el permiso de Search Engine Land